Seis finales mejores para Metal Gear Solid V


El final brusco de Metal Gear rompió las ilusiones de todo el mundo y a día de hoy me lamento por la cantidad de pistas que me dio el juego, de grandes ideas megalómanas, que cayeron en saco roto. Voy a comentar algunas de ellas y darles forma sobre lo que pudo ser y no fue. No son totalmente incompatibles entre sí. Algunas de ellas podrían funcionar juntas. Enteramente o... solo en parte.

Venom Snake siendo Gray Fox.

Desde que despertamos en el hospital ya nos olemos que nuestro querido acompañante es Big Boss y que tiene la cara vendada. Si hilamos una hipotética cara abrasada con que pueda haber conocido a Gray Fox para los eventos del juego, podemos olernos un posible señuelo por parte de Snake. Las fechas no cuadran pero... ¿y si son falsas pistas? Sabemos que Gray Fox fue la mano derecha de Big Boss, que acabó con un cuerpo cyborg y grandes desórdenes mentales. Y este Snake se acerca peligrosamente. Detallitos tontos como, la coletita samurai, la cicatriz en la cara, no cansarse al correr o un ruido de objetivo al hacer zoom (¿ojo biónico?) podrían haber sido las claves de que este Snake fuese el mítico ninja en secreto.


Venom Snake sucediendo a Big Boss.

Y con suceder, me refiero a Big Boss muriendo en el accidente del helicóptero. Y punto. Lo que viene después es una farsa. Otro "héroe" con un mismo rostro que pueda mover el espíritu de la gente y liderar una facción. De este modo, el mito de Big Boss, el mito del héroe de guerra, nunca muere. Son personas puestas para suceder su leyenda. Significaría que los Big Boss que hemos estado viendo a lo largo de la saga han sido simplemente... reemplazos. Venom siendo el primero con cirugía, terapia psicológica y drogas para olvidar su identidad real. Llenando un hueco de forma provisional hasta que clones de Snake creciesen para ocupar su puesto.


Venom Snake y Skullface representando Big Boss.

Durante muchas, muchísimas ocasiones Skullface aparece y desaparece de escena, sin dejar rastro o hacer ruido. Pocas veces coincide con el propio Big Boss. Da la completa sensación de que no nos estemos encontrando ante una persona real. Skullface podría haber sido una manifestación de "la otra cara de Snake". Sabemos que Big Boss acaba convertido en un agente doble, realizando operaciones contra su propia organización. Tiene una cara trabajando para el gobierno y otra contra él. Presentar a este villano como su propia sombra, una representación de su alter ego, hubiese sido un twist legendario e inolvidable que jamás hubiésemos olvidado. Lástima.


Venom Snake siendo un miembro de Cypher.

Tras el final secreto de Peace Walker, sabemos que Miller trabaja para Cypher. El ataque a la base destruye todo. No obstante, volvemos a construirla de nuevo desde las cenizas junto a Miller y un nuevo Snake, pero... ¿y si esa base y ese Snake están bajo el poder de Cypher? ¿Y si es todo una tapadera y controlamos un falso Snake bajo las órdenes de Cypher todo el tiempo?

Esto puede sospecharse por el uso de una tecnología demasiado desarrollada para la época, que podemos tener alguna modificación en la visión (inviertiendo las siglas FOX y XOF, de modo que jugamos en el bando contrario sin saberlo) o Huey. Huey nos conoce pero está continuamente intentando traicionarnos y, en la misión 30, se muestra inquieto ante la idea de que nos infiltremos en XOF a por Skullface. ¿Es porque hay seres queridos en XOF? ¿La posible presencia del verdadero Snake? ¿O porque Venom puede descubrir la verdad sobre quién es?

Big Boss podría haber adoptado la identidad de Skullface al perder la suya, siendo Skullface una representación de alguien sin rostro, sin pasado y los restos como superviviente a un accidente de gravedad. Skulface, además, comparte ese propósito por acabar con Cypher. Al menos, hasta que va la cosa por otros lares.

¿Quien sería Venom entonces? A saber. Alguien importante en Cypher. ¿Zero? ¿Un regresado Zadornov? La prótesis o que le atormente el fantasma de Paz podrían haber sido pistas. La prótesis no está en el mismo brazo pero cosas más raras se han visto. Si especulamos con la idea del Snake cyborg, podría estar siendo controlado por un tercer personaje sin necesariamente ser él. Mejor opción que presentarlo como un avatar random del helicóptero, desde luego.


Venom Snake siendo Big Boss.

Simple. Gran parte de lo que la gente deseaba era ese "descenso de Snake a los infiernos". La transición a la amoralidad, la crueldad y la villanía. Ese cambio de héroe a enemigo. Esto no es posible si el Snake que encarnamos es otro. Que se nos revele que Quiet es Sniper Wolf, que Gray Fox aparece para servirnos y que todos estos eventos están muy conectados a los juegos de MSX. Más que por ejemplo, a Peace Walker o MGS1. Al final acabó siendo una historia completamente desvinculada (pero dependiente) de las demás, cuando lo único que muchos querían, era atar cabos y soltar un adiós.


El juego acabando en cliffhanger.

Pues eso. Un mensaje de "continuará". Dejas todo el cliffhanger, te piensas que hacer con la historia y vas sacando más contenido a futuro, con su consiguiente ganancia de pasta. Metal Gear Solid V podría haber tenido secuela exprimiendo el motor. O expansiones de la historia. Podría haber sido mucho mejor de lo que fue y la gallina de los huevos de oro para Konami. Incluso sin Hideo al frente. Un final abrupto de mala manera hizo cualquier acercamiento futuro inviable. Se tiró todo por la borda y no ganó nadie.

¿Tuviste alguna expectativa quebrada mientras lo jugaste? Házmela saber.
MGSV

"Asco de juego..."
Por: Orgem

¡Invítame a un café!¡Invítame a un café!



No hay comentarios