League of Legends - Análisis [ProbetaDeJuego]


League of Legends fue y a día de hoy es para quien no lleva las modas al día uno de los más populares multijugador online de la historia del videojuego. Popularizó un género casi virgen por aquel entonces como los MOBA, tomando y perfeccionando elementos de DOTA y Demigod, entre otros.

El juego arrasó y es que tiene razones de peso para haberlo hecho. Es un juego gratuito, fácil de instalar y accesible para muchos PC de gama media y baja. También tiene que ver que tenga un fuerte componente social, puesto que la mayoría de gente comenzó jugando a través de la invitación de otro. En parte porque meter a gente a esto y llevarla de la mano durante sus primeros pasos, da recompensas. La comunidad que se ha formado gracias a esto, es el sueño de cualquier compañía y ni juegos de moda como Fornite ni Overwatch han conseguido acercarse a lo que League of Legends fue.

Gráfica y técnicamente para lo que cuesta y es, cumple de sobra. Tiene una barbaridad de personajes para aprender a jugar y da libertades para hacerse equipos. Tiene un personal creativo responsable del diseño de personajes, ilustraciones y temática muy bueno. Es capaz de cohesionar ninjas, elfos, cyborgs, caballeros, monstruos, vaqueros, momias y un infinito etcétera bajo un mismo universo sin desentonar. Por estadística más de uno te encantará. El contenido de pago es puramente estético y no otorga ventajas jugables como la mayoría de FTP que habían salido hasta la fecha. Tiene referencias a la cultura popular, a su propia comunidad y domina el noble arte del meme. Y por último pero más importante, que domina como muy pocos juegos el marketing. Cosplayers, torneos, eventos... nadie duda que inicialmente fuese todo teatro pagado pero fue lo suficientemente efectivo para hacer la bola de nieve rodar.

"¡Hasta luego, cocodrilo!"
Consiste en escoger un personaje con habilidades únicas y junto a otros cuatro jugadores organizarse para tomar un rol y una posición en las calles del mapa. Los primeros que consigan tirar las torres y la base contraria, ganan. Existen unas unidades que avanzan por su cuenta y nos ayudan y una jungla por la que escapar o emboscar al rival. A medida que nos cargamos otros jugadores o sus unidades, ganamos oro, niveles y habilidades que se reiniciarán en la siguiente partida. Aunque la gran mayoría del tiempo hay que matar súbditos, la partida la determinan los enfrentamientos entre jugadores.

A partir de aquí... pues son todo problemas que muy poco a poco van cobrando más peso que todo lo mencionado. "Eh, eh... espera. El LOL no es malo... he pasado demasiadas horas jugando con él". Bueno y yo... aunque puede que me haya divertido más con los memes, si me pongo a pensarlo.

Aquí se aprende por amigos o de forma autodidacta porque no hay tutoriales y los bots para poner en práctica lo que sabemos son horribles. El tiempo de espera indicado para partidas es falso, cada vez mayor y para encontrar una de 3 vs 3, se las ve uno negras. No hay más de un mapa por modo de juego tras todos estos años y sin embargo el juego está saturado de personajes (adivinad qué y qué no se compra por dinero) La libertad de builds es falsa, ya que siempre hay una óptima y lo único que cambia es el orden de obtención o algún objeto situacional. Cada nuevo campeón está roto de salida para incentivar su compra. El menú tapa parte del campo de visión inferior dando ventaja  al equipo de abajo. Y sigo con más.

La tienda de objetos. Será difícil dominarla sin guía.
Los campeones están rotos. No hay equilibrio entre ellos a causa de la gran variedad de habilidades que tienen. Unos tienen demasiado rango de ataque al punto de que sea imposible hacer nada si manejas a otro con rango muy corto. Unos escalan rápidamente el daño mientras que otros comienzan fuertes desde un principio. Otros se curan continuamente... o bajan la vida progresivamente, o atacan más veces por segundo, o se mueven mas rápido, que resucitan o se vuelven inmortales... Todo junto sale un cóctel divertido pero imposible de equilibrar o establecer un balance porque no se puede tener ni idea de como repercute eso cuando lo pones todo a funcionar.

Si vas contra un campeón que te hace counter (palabra bohemia para decir que no es que tu enemigo sea más fuerte por accidente si no que está hecho adrede) tus posibilidades se reducen. En los foros sueltan que para vencer necesitas una estrategia. ¿Estrategia? ¡Estás jugando contra otras personas! En cuanto el otro tenga un poco de cerebro no pasará por el aro y te reventará. Sólo tiene que preocuparse en no perder la ventaja que el juego le esta dando gratis.

Riot Games tiene una beta para probar toda clase de cambios antes de hacerlo en la versión final. ¿Hay algo que no acabe saliendo en la final? ¡Qué va! Todo acaba en la final y si es un desastre hacen un poco el apaño y fuera. Muchas veces se hacen cambios sin ningún tipo de lógica para, cito textualmente: "ver que efectos y cambios en el estilo de juego se producen" En cambio, no se solucionan los que cualquier usuario ve. Incluso han metido directamente modos de juego experimentales, como fue el de cinco campeones iguales contra otros cinco iguales. Si el rival sale con uno que haga counter, una hora de tu vida perdida.

Los cambios en campeones, más allá de arreglar nada, parecen hacerse con la intención de redirigir el metajuego y el competitivo a usar de diferentes campeones, ataques u objetos, a costa de perjudicar a todos los demás millones de jugadores que tienen que buscarse nuevas estrategias y builds cada dos por tres para un main que tenían dominado y acomodado.

Ha movido auténticas masas. Eso es inneglable.
Otro problema. ¿Genera este juego dependencia? Oh, sí. Al margen de las ofertas semanales, hay mucho contenido por tiempo limitado. Predispone a jugar periódicamente de forma continuada con o sin ganas para adquirir cosas que de lo contrario, pierdes. Un par de veces al año vale... ¿pero cada mes? Tiene incluso montado todo un paripé de élite competitiva para que te impliques jugando y tengas como aspiración ser tan bueno que un día puedas vivir de esto. Pero esta adicción va junto a un gasto de dinero. Mucho tiempo jugando predispone a dejarse pasta. Si es en un producto que uno desea y conoce, ¿por qué no? Pero la cosa es que desde la introducción de lootboxes, la gente ha caído en el despilfarro por contenido incierto o en dedicar muchas más horas para obtenerlo sin pagar. ¿Quién no ha visto la fiebre de gastarse un pastizal y grabarlo en vídeo? Como esto es más una demostración de suerte y prestigio que diversión, League of Legends cuenta con su jauría de chinofarmers. Aún siendo responsable, son partidas de casi una hora... y no te puedes ausentar. Y una partida se hace poco. Para cuando te das cuenta, has pasado toda la tarde jugando. "Oh, no... ¡Sólo han sido cinco partidas!"

El cooperativo no está bien pensado. Aunque el propósito sea cooperar, no hay satisfacción en jugar algo que nos arroja la pantalla de "Derrota" cuando lo hicimos genial o nos regalen la victoria pese a haber sido un completo lastre. Aquí vale más el resultado que participar y sentimos que el flujo de la partida escapa a nuestro control. ¿Qué es mejor a la hora de jugar un ajedrez? ¿Controlar una pieza? ¿O controlarlas todas? La idea de que el juego sea cooperativo no es real. El juego no recompensa igual por dar el golpe de gracia a algo que por realizar una asistencia. Da más experiencia por estar solo que con un compañero. Esto genera que se pueda ganar más oro por robarle el asesinato a un compañero o perder experiencia porque alguien esté cerca de ti ayudándote. Genera competitividad entre los miembros del equipo y toxicidad. Toxicidad que no puede solventarse ni con todo un sistema de "honor" o reportes. Si añadimos que da más recompensas por ganar, provoca que la gente se obsesione con el resultado y no por el echo de participar en una partida.

Las partidas muchas veces están determinadas por el abandono de uno o varios miembros, en parte porque se eternizan y en parte porque tiene que existir una mayoría absoluta a la hora de pactar una rendición. Entre los que están en la partida por fastidiar y los que no son capaces de asumir que están perdiendo el tiempo en algo que no se levanta, los intentos de rendición casi siempre acaban en fracaso, ergo, en abandono de jugadores. Sumad que los que mueren retrasan su crecimiento y los que matan, lo aceleran. Si un oponente gana su primer enfrentamiento, adquiere una ventaja que nos lo complica aún más o en el peor de las casos, da la partida por perdida.

Meme prehistórico que define fielmente la experiencia.
El sistema de selección es pésimo. En los años que estuve jugando, tuve muy pocas partidas desafiantes, justas y equilibradas. Podría entenderlo cuando hay pocos jugadores pero no cuando hay millones. El sistema para emparejar, entre otras pequeñas minucias, se calcula así. Te mete en función de contra quien pierdes y contra quien ganas. Si juegas con amigos mejores que tú, eres emparejado con jugadores de mucho más nivel (no hace una media). Después, toma esos valores de cara a una partida individual. Si ganas contra un jugador mejor porque (¡sorpresa!) está desconectado u haya abandonado, también. En resumen, un caos. A veces hay partidas perdidas desde el minuto uno y otras, victorias gratis. Todos se quejan pero cuando se gana sobradamente y sin apenas resistencia, no. A presumir de estadísticas y de lo bien que nos lo hemos montado.

La conclusión es que League of Legends es un juego accesible, gratuito y duradero. Tiene el logro de haber tendido una ruta a futuros lanzamientos de lo que supone ser un buen Free-to-Play en PC. A día de hoy... existen demasiadas alternativas. Haced un esfuerzo y tirad de hemeroteca. Esto es un piedra, papel y tijeras a lo bruto. Una vez que tomas la decisión de jugar solo te queda afrontar durante 40 minutos el resultado en base a qué gente te toca, que campeones tienen y cuantos se van a implicar hasta el final. Solo que en piedra, papel y tijeras no pagas por pintarte los dedos ni hay motivados en clasificatorias mundiales llamándolo "deporte".



"No lo jugué demasiado con amigos. ¿Culpable?"
Por: Orgem


3 comentarios:

  1. Yo con los MOBA tengo una relación de amor-odio que tira más por el odio que por el amor xD Empecé con DOTA 2, pero jugaba siempre versus ia, luego me pasé al LoL (el peor) y luego al Heroes of the Storm. Me gusta en general poco este género, especialmente depender del gilipuertasmanco de turno o de farmear orito y de los que gritan "me has robado la kill, deeerp".

    Heroes of the Storm es el que más me gusta con diferencia (otros los he probado y ni me acuerdo de ellos de lo poco que me gustaron xD), más que nada porque no existe el oro, ni los objetos, ni el last-hit... que tienes que depender más del equipo... pues sí, al fin y al cabo es de lo que va este juego, eso de tener niveles independientes, te venga un pavo de nivel 18 y se haga una pentakill contra jugadores de nivel 15 en partida me toca la moral. Ya es problema de la comunidad, que está llena de niñatos irrespetuosos y que no tienen ni dos dedos de frente, porque a veces con un poco de sentido común y lógica puedes jugar BIEN o decente.

    Y soy de las que piensan que no son deporte. De hecho he llegado a un punto qué empiezo a cogerle manía a los 'e-sports'/competitivo como tal. Pero bueno, también es cierto que viendo vídeos del competitivo aprendes trucos y cosas para tus partidas normales que tal vez nunca sabías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que probar el HotS. Me lo has vendido bien y es gratuito, así que... quizás sea mi forma de regresar a un género del que he salido quemado.

      Eliminar
    2. Pues te recomiendo que esperes a la Blizzcon, porque van a cambiar todos los roles de personajes desde cero.

      A mi el HotS me parece el más divertido (mapas cambiantes, talentos, peronajes únicos...), pero también tiene un sistema de matchmaking/mmr malísimo, no creo que sea buena idea 'volver a un género' a través de un juego del que incluso algún 'profesional gran maestro' se está quejando xD

      Para jugar con amigos (por ejemplo en liga de equipos, que si llegas a bronce te dan recompensas igualmente (monturas)) yo creo que es el más divertido de todos (la gente con la que jugaba ya no juega, así que paso mi tiempo en el juego en versus ia), aunque si te apetece probarlo, aprovecha el evento de Halloween que es bastante divertido y anima a probar muchos héroes diferentes.

      No sé si seguirá existiendo, pero la primera vez que entras te daban a elegir un paquete con un montón de héroes de forma gratuita. En fin, ya me dirás, y si al final decides probarlo, si le haces un análisis ahí estaré yo para leerlo xD

      Eliminar